China elabora identificaciones falsas de gran calidad y EEUU teme que los indocumentados sean sus clientes

Noticias Populares

Gobierno de Trump da un paso más para recortar cupones de comida: casi 700,000 beneficiarios quedarán por fuera

La medida es parte de un esfuerzo sostenido del gobierno por limitar el acceso al beneficio...

Delaware pierde oferta para revisión de tribunal superior de fallo de demanda de opioids

DOVER, Del. (AP) - Un juez que desestimó a Walgreens como acusado en la demanda de Delaware contra la...

Una madre en Kentucky fue arrestada por vender a su bebé por 2.000 dólares, dice la policía

(CNN) — Una madre en Kentucky ha sido acusada de vender a su bebé por 2.000 dólares, dijo la policía.

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace
Facebook Application ID is empty

China elabora identificaciones falsas de gran calidad y EEUU teme que los indocumentados sean sus clientes

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

En años recientes se han incrementado los decomisos de credenciales falsificadas elaboradas en China y otros países asiáticos. La calidad de estas licencias varía desde copias mal hechas a otras de tan buena calidad que solo pueden ser verificadas con lectores de códigos de barras.

Acostumbrados a detectar mercancía pirata elaborada en Asia, agentes de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) descubrieron hace unos días al menos seis envíos relacionados con una nueva modalidad en el lucrativo negocio de la falsificación: miles de licencias de conducir que fueron elaboradas para clientes específicos.

Los paquetes contenían 2,909 licencias de manejo apócrifas y 3,123 tarjetas en blanco para producir identificaciones falsas. Fueron decomisadas a finales de noviembre en un centro de procesamiento de la CBP en Louisville, en el estado de Kentucky, informó la dependencia en un comunicado.

Las autoridades creen que estas credenciales piratas fueron creadas en China y las esperaban varias personas en Nueva York, Memphis y Chicago. Estos documentos tenían los nombres de supuestos clientes y los diseños de licencias de conducir de Florida, Michigan, Illinois, Missouri, Nueva Jersey, Ohio y otros estados. Al momento se desconoce si se han realizado arrestos relacionados con este caso.

Uno de esos permisos copiados tenía el nombre de un pedófilo convicto de Nueva York, según la CBP. Thomas Mahn, director de la agencia en Louisville, dijo que este es ejemplo de cómo ya se rebasó el propósito inicial de dicha actividad: facilitar el acceso de estudiantes menores de edad a bares.

La producción ilícita de identificaciones estadounidenses, algunas adquiridas por indocumentados para conseguir empleo, sigue dominada por bandas locales que ofrecen sus servicios en vecindarios hispanos. En Los Ángeles, la zona del parque MacArthur es conocida por la presencia de falsificadores de tarjetas de seguro social y de residencia permanente.

A las green cards les dicen “micas chuecas” y las venden a más de 200 dólares. La Policía de Los Ángeles (LAPD) ha realizado varios operativos para desmantelar a estas organizaciones, pero no ha logrado erradicar por completo sus operaciones. Las credenciales son elaboradas en apartamentos cercanos.

Pero ese negocio ilegal parece estar cambiando. En años recientes, oficiales aduanales han detectado que ahora se elaboran en Asia para reducir costos y riesgos. El diseño de estas licencias varía desde copias malhechas a otras de tan buena calidad que solo pueden ser verificadas con lectores de códigos de barras y contactando a las oficinas del Departamento de Vehículos (DMV).

Varios decomisos en Virginia y Filadelfia

En abril de 2017, la CBP confiscó 58 licencias de conducir apócrifas de Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania, Rhode Island, Tennessee y West Virginia. Algunos destinatarios vivían en esos lugares y en Florida y Washington DC. El paquete fue enviado desde Asia y llegó al aeropuerto de Washington Dulles, en Virginia.

Tras realizar ese decomiso, el gobierno federal advirtió que los indocumentados y menores tratando de beber alcohol, le estaban sacando provecho a esta nueva modalidad de falsificación.

“No existe un propósito válido o legal para importar licencias de conducir fraudulentas”, dijo entonces Wayne Biondi, director de la CBP en el área de Washington Dulles, en un comunicado.

“Como la agencia de seguridad fronteriza de la nación, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza está en primera línea para interceptar productos ilícitos que violan las leyes y regulaciones de Estados Unidos en la puerta de nuestro país. Esta es una misión que nos tomamos en serio”, recalcó.

Por su parte, varias credenciales copiadas fueron interceptadas entre mayo y agosto de 2018 en un centro de procesamiento de la CBP en el aeropuerto internacional de Filadelfia. Confiscaron cerca de 500 licencias de conducir piratas de más de 20 estados. Fueron enviadas desde Canadá, China y países en el suroeste de Asia, de acuerdo con las autoridades.

Se cree que esos paquetes iban dirigidos mayormente a estudiantes menores de edad, pero el gobierno alertó que otros podrían estar interesados en ese contrabando.

“Las identificaciones falsas también se han utilizado en empresas criminales, como en casos de robo de identidad y fraude de inmigración”, dijo Casey Durst, director de la oficina de la CBP en Baltimore.

Los agentes aduanales han entregado las credenciales confiscadas a investigadores estatales y policías de universidades. Otras han sido destruidas.

 

 

 

 

______________

Fuente: Univision