Highlights

El Oleoducto Colonial reinicia operaciones después de un cierre de seis días por ciberataque

today05/13/2021 16

Fondo
share close

Nueva York (CNN Business) — El Oleoducto Colonial (Colonial Pipeline) reinició sus operaciones el miércoles por la noche luego de un cierre de seis días causado por un ataque de ransomware, pero los operadores del oleoducto advirtieron que el servicio tardará varios días en volver a la normalidad.

«Algunos mercados atendidos por Colonial pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio durante el período de puesta en marcha», dijo la empresa de ductos en un comunicado.

El Oleoducto Colonial moverá tanta gasolina, diesel y combustible para aviones «como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad», dijo la compañía.

El reinicio era muy esperado. El cierre provocó compras de pánico y acaparamiento que ha abrumado a las estaciones de servicio en el sureste. Un porcentaje significativo de estaciones de servicio en Virginia, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur no tienen combustible, según GasBuddy, que rastrea la demanda de combustible, los precios y los cortes.

Colonial Pipeline se desconectó el viernes después de sufrir un ataque de ransomware. El oleoducto es responsable de transportar combustible desde las refinerías a lo largo de la Costa del Golfo hasta Nueva Jersey. Proporciona casi la mitad de la gasolina y el diésel que consume la costa este, por lo que es quizás el oleoducto más importante de Estados Unidos.

Los ejecutivos de la industria petrolera advirtieron el miércoles que el acaparamiento de gasolina de los estadounidenses durante el cierre del Oleoducto Colonial está empeorando la crisis de suministro.

Los ejecutivos de la industria petrolera advirtieron el miércoles que el acaparamiento de gasolina de los estadounidenses durante el cierre del Oleoducto Colonial está empeorando la crisis de suministro.

«Esta situación ahora se ve agravada por las compras y el acaparamiento de pánico», dijo Frank Macchiarola, un ejecutivo del American Petroleum Institute, durante una conferencia de prensa.

Los ejecutivos también pidieron a la Casa Blanca que otorgue exenciones que permitan a los barcos extranjeros enviar combustible a la costa este para satisfacer la creciente demanda tras el cierre del Oleoducto Colonial.

El reinicio debería comenzar a ayudar a aliviar la escasez.

«Significa que lo peor ha pasado en términos de la histeria que llamé GuzzleGate», dijo a CNN Business en un correo electrónico Tom Kloza, jefe global de análisis energético del Servicio de Información de Precios del Petróleo.

Kloza dijo que la primera prioridad es reiniciar la Línea 1, que bombea gasolina desde Texas y Louisiana hasta Greensboro, Carolina del Norte.

«La cima de las interrupciones quizás llegue mañana o el viernes», dijo Kloza, y agregó que el viernes es siempre el día más activo de la semana para las ventas de gasolina.

Si bien la escasez debería resolverse con bastante rapidez, «los automovilistas podrían ayudar a la situación al esperar uno o dos días para permitir el más rápido reabastecimiento de las estaciones», dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy, en un correo electrónico.

«Ahora, finalmente, los estadounidenses pueden tener la tranquilidad de que la gasolina, el diesel y el combustible para aviones comenzarán a fluir hacia las áreas afectadas una vez más», dijo De Haan.

Aún así, el problema no se resolverá de inmediato.

«El reinicio del Oleoducto Colonial es el comienzo del fin de la crisis, no el fin del fin de la crisis de suministro», dijo Michael Tran, director gerente de estrategia energética global de RBC Capital Markets, en un correo electrónico. «Con un oleoducto operativo, la carrera para reabastecer logísticamente las estaciones de servicio regionales y localizadas es el siguiente paso».

A medida que el Oleoducto Colonial comienza a reanudar el servicio, «nuestro enfoque principal sigue siendo la seguridad», dijo la compañía en su comunicado del miércoles.

«Como parte de este proceso de puesta en marcha, Colonial llevará a cabo una serie integral de evaluaciones de seguridad de oleoductos de conformidad con todos los requisitos federales de seguridad de oleoductos», dijo.

La compañía también expresó su agradecimiento a la Casa Blanca por su «liderazgo y colaboración», junto con el Departamento de Energía, la Oficina Federal de Investigaciones y otras agencias gubernamentales.

En los últimos días, los funcionarios de la administración de Biden expresaron en privado su frustración con lo que consideran los débiles protocolos de seguridad de Colonial y la falta de preparación que podría haber permitido que el grupo de ransomware DarkSide llevara a cabo el ataque, funcionarios familiarizados con la investigación inicial del gobierno sobre el incidente dijeron a CNN el martes.

En las semanas previas al ataque, Colonial había estado buscando contratar a un gerente de ciberseguridad.

A raíz del ataque, dijeron los expertos en ciberseguridad, Colonial probablemente desconectó todos sus sistemas para aislar a los que habían accedido los malos actores y asegurarse de que no pudieran moverse a otras partes de la red de la empresa.

Las personas informadas sobre el asunto también le dijeron a CNN que la compañía detuvo sus operaciones porque su sistema de facturación estaba comprometido y les preocupaba que no pudieran determinar cuánto facturar a los clientes por el combustible que recibían.

Una persona familiarizada con la respuesta dijo que el sistema de facturación es fundamental para el funcionamiento sin restricciones del oleoducto. Esa es parte de la razón por la que volver a ponerlo en funcionamiento ha llevado tiempo, dijo esta persona.

Fuente: CNN.com

Escrito por Editor

Rate it

Artículo anterior

Whitehouse

Highlights

Los problemas de suministro de gasolina se agravan en Estados Unidos tras el ciberataque al gran oleoducto

La Casa Blanca relaja los requisitos del transporte de combustible para evitar la escasez en la costa este El ciberataque contra una de las grandes arterias energéticas de Estados Unidos, el oleoducto de la empresa Colonial, ha desatado el miedo a la escasez de gasolina y obligado al Gobierno a tomar medidas para garantizar el suministro y frenar la doble escalada de pánico y de precios. Tras el cierre de la […]

today05/12/2021 18

0%