Highlights

Por qué el gobierno de Biden está dando nuevas y más pesadas armas a Ucrania

today04/14/2022

Fondo
share close

Por primera vez desde la invasión rusa de Ucrania, EE.UU. está proporcionando a Kyiv el tipo de capacidades de alta potencia que algunos funcionarios de la administración Biden consideraban como un riesgo de escalada hace unas pocas semanas.

La lista de US$ 800 millones se debe no solo a las peticiones directas de Ucrania, sino también a la preparación de un nuevo tipo de lucha en las llanuras abiertas del sureste de Ucrania, justo al lado de Rusia, terreno que juega a favor de las ventajas militares naturales de Rusia.

El nuevo paquete de armas representa la señal más clara hasta la fecha de que la guerra en Ucrania está cambiando, y con ello las armas que Ucrania necesitará si espera seguir obstaculizando a un ejército ruso que se ha reagrupado y reabastecido tras sus fracasos iniciales en las primeras semanas de la guerra.

El gobierno de Biden anunció que el nuevo paquete incluía 11 helicópteros Mi-17 que inicialmente se habían destinado a Afganistán, 18 cañones Howitzer de 155 mm y 300 drones Switchblade más, además de sistemas de radar capaces de rastrear el fuego entrante y localizar su origen.

Este paquete se distingue de la asistencia de seguridad anterior en parte porque este tramo incluye armamento más sofisticado y pesado que los envíos anteriores. Un funcionario estadounidense dice a CNN que eso es por diseño, argumentando que debido a que Rusia, que no pudo capturar Kyiv, ha cambiado su estrategia para concentrar fuerzas en el este de Ucrania, Estados Unidos está cambiando su propia estrategia en lo que le da a Ucrania.

«Los perfiles de lo que necesitan son muy diferentes», dijo el funcionario estadounidense.

El paquete recién autorizado se anunció días después de que el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, pasaran más de dos horas al teléfono con sus homólogos ucranianos para revisar las solicitudes. El secretario de Defensa, Lloyd Austin, también habló con el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, dos veces en la última semana. Reznikov ofreció una actualización de la situación sobre el terreno, lo que permitió a Austin determinar qué armas necesitaba más Ucrania.

Biden dio la noticia del paquete de ayuda durante una llamada telefónica de 58 minutos con Zelensky desde el Despacho Oval este miércoles. Hubo un elemento que Zelensky pidió directamente a Biden: Helicópteros Mi-17. Según una fuente conocedora, los helicópteros no se habían incluido inicialmente en el paquete desde el martes por la noche porque los funcionarios estadounidenses no tenían claro si los ucranianos los querían o los necesitaban en ese momento. Este miércoles, Zelensky aclaró al presidente que sí los necesitaban.

Un poco como Kansas

El armamento que se está proporcionando se centra en el tipo de combate que probablemente tenga lugar en la región del Donbás, un terreno abierto más que los combates cuerpo a cuerpo en zonas urbanas y boscosas que se han producido en los alrededores de Kyiv y otras ciudades ucranianas. La región también limita con el suroeste de Rusia, lo que permite a las fuerzas rusas evitar el tipo de problemas de sustento, logística y comunicación que descarrilaron su invasión total del país casi desde el principio.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo este miércoles que el paquete estaba adaptado a la lucha en Donbás, una topografía que describió como «un poco como Kansas».

«Es un poco más plana. Es un poco más abierto. Y es el tipo de lugar en el que podemos anticipar que los rusos querrán usar tanques y fuegos de largo alcance, artillería y cohetes para lograr algunos de sus objetivos antes de comprometer a las tropas terrestres», dijo Kirby.

El nuevo paquete de armas, añadió Kirby, fue «en gran medida un esfuerzo para dar a los ucranianos toda la ventaja posible en esta lucha que se avecina».

El gobierno de Biden se ha enfrentado a la presión bipartidista para hacer más para ayudar a Ucrania, en particular en los llamamientos para enviar armas más potentes. Pero la administración se resistió durante semanas, recelosa de cómo respondería el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con sus fuerzas ya desplegadas. Los funcionarios advirtieron que el Kremlin podría considerarlo una escalada o una indicación de que Estados Unidos se estaba uniendo a la lucha.

El problema se hizo notar sobre todo con los aviones de combate MiG-29 que solicitó Ucrania. La administración se negó a participar en una transferencia de los aviones de la era soviética de un tercer país a Ucrania a través de Estados Unidos, rechazando una propuesta de Polonia.

A Estados Unidos le preocupaba, según dijo Kirby el 9 de marzo, que «la transferencia de aviones de combate en este momento pudiera ser confundida por el Sr. Putin y los rusos como un paso de escalada». Gran parte de la preocupación interna era por la propuesta de llevarlos a Ucrania desde una base aérea de la OTAN.

Ahora la retórica de la administración Biden parece haber cambiado junto con el alcance de la guerra. Mientras Estados Unidos se prepara para enviar el tipo de armas que no ha enviado desde que comenzó la invasión, el Pentágono insistió en que esto formaba parte del compromiso de Estados Unidos «desde el principio» para ayudar a Ucrania a defenderse.

«Cómo lo interpretan los rusos, pueden preguntarle al señor Putin y al Kremlin», dijo Kirby este miércoles.

Ucrania pide más y mejores armas

Durante semanas, Zelensky suplicó a los líderes mundiales más armas y equipamiento. En marzo, habló con los parlamentos de 17 países, así como con tres organizaciones internacionales. Nunca se alejó de su mensaje principal: Ucrania necesita más armas.

Pidió al Congreso nuevos sistemas de defensa aérea para ayudar a defender los cielos de Ucrania. Solicitó el 1% de los tanques y aviones de la OTAN para luchar contra las fuerzas rusas. Y pidió más armas a Bélgica, advirtiendo que si Ucrania pierde, la Unión Europea pierde.

Pero sus peticiones de mayor potencia de fuego quedaron en gran medida sin respuesta. En su mayoría, los países enviaron más munición para armas pequeñas, misiles antiblindaje y antiaéreos, así como equipos de protección y médicos.

Ahora, con las fuerzas rusas preparándose para un asalto masivo en la región de Donbás, la marea está cambiando.
«El sobre de lo que la gente está dispuesta a proporcionar ha crecido considerablemente en el último par de semanas», dijo el funcionario estadounidense. Una vez que las fuerzas ucranianas fueron capaces de contener la invasión rusa durante los primeros días, puso las opciones de ayuda a la seguridad «muy rápidamente en un lugar diferente».

Eslovaquia proporcionó a Ucrania misiles antiaéreos S-300. La República Checa envió tanques T-72. El Reino Unido anunció que enviaría 120 vehículos blindados a Ucrania. Y ahora Estados Unidos ha autorizado una serie de armas nuevas y más potentes.

Como muestra de la coordinación de la ayuda a Ucrania, la Unión Europea anunció que proporcionaría otros 544 millones de dólares en ayuda el mismo día en que la Casa Blanca autorizó sus propios 800 millones.

El Pentágono dice que está trabajando lo más rápido posible

El paquete anunciado este miércoles marcaba la primera vez que Estados Unidos proporcionaba a Ucrania cañones obús. Kirby dijo que varios sistemas requerirían una formación adicional para que los ucranianos pudieran utilizarlos, incluidos los obuses y los radares de contraartillería.

Muchas de las armas que se dirigen a Ucrania son más pesadas, lo que dificulta su transporte por el país. Ucrania ha recogido las armas proporcionadas hasta la fecha por Estados Unidos y otros países en su frontera occidental antes de trasladarlas a las fuerzas de todo el país.

Kirby dijo que el Pentágono sabe que «el tiempo no es nuestro amigo» mientras Rusia prepara su próxima ofensiva, pero que está trabajando para trasladar el equipo a las manos de Ucrania lo más rápido posible: «Incluso antes de que se anunciara esto, habíamos estado moviendo a una velocidad muy, muy rápida toda la otra asistencia de seguridad que hemos estado proporcionando, francamente a un ritmo sin precedentes».

El Pentágono recibió este miércoles a los directores generales de los ocho principales contratistas del ejército para averiguar cómo armar a Ucrania más rápidamente, según una lectura de la reunión clasificada. La mesa redonda, dirigida por la vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, se centró en los objetivos del Pentágono para seguir suministrando armas a Ucrania y al mismo tiempo poder mantener la preparación de las fuerzas estadounidenses y apoyar la defensa de los aliados.

Fuente: CNN.com

Escrito por Editor

Rate it

Artículo anterior

Highlights

Frank James es nombrado como sospechoso del tiroteo en Brooklyn, según la Policía

Los funcionarios de Nueva York ahora se refieren a Frank James como sospechoso en relación con el incidente del tiroteo en el metro en Brooklyn. El portavoz de la policía de Nueva York, el teniente Thomas Antonetti, le dijo a CNN que la investigación ahora ha permitido que se lo mencione como sospechoso. La policía cree que él es el responsable del tiroteo en el que resultaron 10 personas heridas, […]

today04/13/2022

0%