Highlights

Cómo es la nueva variante del covid XBB.1.5 y por qué se está expandiendo rápidamente

today01/04/2023 7

Background
share close
AD

Durante semanas, científicos han estado observando cómo una serie de descendientes de la variante ómicron se disputaban el dominio de la transmisión del covid-19 en Estados Unidos. Las BQ -BQ.1 y BQ.1.1 parecían imponerse a todas las demás para reclamar una ligera ventaja.

 

El resultado ha sido un aumento gradual de casos y hospitalizaciones que nunca pareció alcanzar los puntos álgidos de la oleada BA.5 de este verano y que, desde luego, no se pareció en nada al tsunami de enfermedad provocado por la ómicron original hace un año.

Pero el viernes, el panel de variantes de covid-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. reveló un nuevo jugador que pronto podría arrasar: XBB.1.5.

Los CDC estiman que la variante XBB.1.5 ha duplicado con creces su participación en la distribución del covid-19 cada semana durante las últimas cuatro, pasando del 4% al 41% de las nuevas infecciones durante diciembre. En el noreste, los CDC estiman que XBB.1.5 está causando el 75% de los nuevos casos.

“Desde hace unos meses, no habíamos visto una variante que despegara a esa velocidad”, afirmó Pavitra Roychoudhury, directora de secuenciación de covid-19 en el laboratorio de Virología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Virólogos y epidemiólogos afirman que esta subvariante de ómicron tiene características que le confieren el potencial de impulsar una nueva oleada de casos de covid-19 en EE.UU., aunque todavía no está claro qué magnitud tendrá esa oleada y si podría enviar a muchas más personas al hospital.

A pesar de la reciente preocupación por la posibilidad de que una nueva amenaza de covid-19 proceda de la actual oleada de casos en China, expertos señalan que XBB.1.5 parece haber surgido en Estados Unidos. Se detectó por primera vez en Nueva York y Connecticut a finales de octubre, según GISAID, una iniciativa mundial para catalogar y rastrear variantes del coronavirus.

Trevor Bedford, catedrático de Biología Computacional del Centro Oncológico Fred Hutchinson de Seattle, afirmó que XBB.1.5 tiene una tasa de crecimiento similar a la de su primo lejano BA.5.

Bedford ha cifrado su número reproductivo efectivo -el número de nuevas infecciones que se espera que provoque cada persona infectada- en alrededor de 1,6, aproximadamente un 40% más que su siguiente competidor más cercano.

“Preveo que impulsará una mayor circulación en las próximas semanas”, escribió Bedford en un correo electrónico. Ese aumento puede no reflejarse en el número de casos, señaló, ya que cada vez más personas se hacen la prueba en casa, y sus casos pueden no ser contados a menos que busquen atención médica y obtengan una prueba de laboratorio para confirmar sus resultados. “Así que yo me fijaría en las hospitalizaciones en los grupos de edad vulnerables (como las personas adultas mayores) como mejor indicador de la oleada”, escribió.

Subvariantes escurridizas

XBB.1.5 es producto de la recombinación: dos descendientes de BA.2, la subvariante que impulsó una modesta oleada de casos en EE.UU. en abril, intercambiaron partes de su código genético, lo que dio lugar a 14 nuevas mutaciones en las proteínas de espiga del virus en comparación con BA.2, y a una nueva subvariante, XBB.

XBB provocó una oleada de casos en Singapur este otoño, pero no llegó a ganar mucho terreno en Estados Unidos. Aquí, tuvo que competir contra un montón de variantes que circulaban conjuntamente y que habían evolucionado de forma independiente algunas de las mismas mutaciones, lo que las hacía más parecidas.

Aun así, los científicos han estado vigilando de cerca a XBB y sus variaciones.

El Dr. David Ho, catedrático de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Columbia, probó recientemente en su laboratorio virus diseñados para tener las espigas de XBB y XBB.1, así como BQ.1 y BQ 1.1, contra anticuerpos de la sangre de personas que habían sido infectadas, que habían sido vacunadas con las vacunas bivalentes original y nueva, y que habían sido tanto infectadas como vacunadas. Su equipo también probó 23 tratamientos con anticuerpos monoclonales contra estas nuevas subvariantes.

Descubrió que XBB.1 era la más escurridiza de todas. Tenía 63 veces menos probabilidades de ser neutralizada por anticuerpos en la sangre de personas infectadas y vacunadas que BA.2, y 49 veces menos probabilidades de ser neutralizada en comparación con BA.4 y BA.5.

En términos de evasión inmunitaria, afirma Ho, estas variantes se han alejado tanto de los anticuerpos que hemos fabricado para usarlos contra ellas como la variante ómicron original se alejó de las variantes de covid-19 que la precedieron hace aproximadamente un año.

El Dr. Ho califica estos niveles de evasión inmunitaria de “alarmantes” y dice que podrían comprometer aún más la eficacia de las vacunas contra covid-19. Sus hallazgos se publicaron recientemente en la revista Cell.

Ho explicó este lunes que la evasión de anticuerpos de XBB.1.5 es la misma que la de XBB.1, lo que significa que tiene el potencial de escapar a la protección de las vacunas y las infecciones anteriores. También es resistente a todos los tratamientos actuales con anticuerpos, incluido Evusheld.

Otro as bajo la manga de XBB.1.5

Además de su gran capacidad de evasión inmunitaria, XBB.1.5 tiene otro as bajo la manga que parece estar contribuyendo a su crecimiento. Tiene una mutación clave en el sitio 486, que le permite unirse más estrechamente a ACE2, la puerta que el virus utiliza para entrar en nuestras células.

“La mutación permite claramente que XBB.1.5 se propague mejor”, escribió en un correo electrónico Jesse Bloom, virólogo computacional del Centro Oncológico Fred Hutchinson.

Esta mutación fue señalada por primera vez por Bloom, que estudia la evolución de los virus y las proteínas virales, como una que podría ser importante para la adecuación viral. Yunlong Cao, de la Universidad de Beijing, la confirmó.

“Tiene más capacidad para entrar en las células”, afirma Roychoudhury, lo que significa que es más infecciosa.

Aun así, los expertos afirman que es difícil saber qué parte del crecimiento de XBB.1.5 puede atribuirse a las propiedades del virus y qué parte simplemente a la buena sincronización.

La llegada de las vacaciones, durante las cuales es más probable que la gente viaje y socialice, da a cualquier infección -ya sea gripe, covid-19 o VRS- más espacio para propagarse.

“La mayoría de los responsables de salud pública habrían esperado un aumento de los casos de covid-19, incluso antes de que supiéramos lo de XBB.1.5”, afirma Andrew Pekosz, profesor de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, quien estudia la replicación vírica. “Así que si el aumento de casos de covid que se está produciendo durante las fiestas se debe a las interacciones sociales que ha tenido la gente o si está relacionado específicamente con XBB.1.5 es algo que todavía no está claro. Ambas cosas probablemente estén contribuyendo”.

La mayoría de los expertos dijeron que, si bien esperan que XBB.1.5 tenga el potencial de causar más enfermedades, no esperan que esas infecciones sean necesariamente más graves.

Mirando al noreste, donde se cree que XBB.1.5 está causando la mayoría de las infecciones, Michael Osterholm, que dirige el Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, ve motivos para tener esperanza.

Osterholm señala que las dosis de refuerzo actualizadas deberían proporcionar cierta protección, incluso contra esta variante tan evasiva desde el punto de vista inmunitario.

“Siguen proporcionando un nivel de inmunidad que puede que no evite que te infectes, pero que puede tener un impacto significativo sobre si enfermas gravemente y mueres o no”, dijo. “Ahora mismo, los datos más recientes que tenemos muestran que los que tienen la vacuna bivalente corren un riesgo tres veces menor de morir que los que no la tienen”.

Sin embargo, los estadounidenses han tardado en vacunarse. Según datos de los CDC, solo el 15% de los estadounidenses que cumplen los requisitos se ha puesto la vacuna de refuerzo actualizada. Entre los mayores de 65 años, solamente 1 de cada 3 se ha vacunado.

Los expertos también señalan que, aunque los tratamientos con anticuerpos no funcionarán contra esta subvariante, otros antivirales, como Paxlovid y remdesivir, deberían seguir siendo eficaces.

Las pruebas rápidas siguen funcionando, al igual que las mascarillas y la ventilación y filtración del aire interior, por lo que, aunque el virus siga evolucionando, sigue habiendo buenas formas de protegerse para no contraer el covid-19.

“No parece que esté causando enfermedades más graves, por lo que creo que hoy circula una situación muy diferente a la de hace un año”, afirma Osterholm. “Hay una mayor inmunidad en la población, por lo que no creo que vaya a despuntar”.

Fuente: CNN.com

Written by: Editor

Rate it

Previous post

Donald Trump

Highlights

Congreso publica las declaraciones de impuestos de Trump, tras años de batalla legal

A partir de hoy, habrá acceso a la documentación que muestra la contabilidad usada por Trump y sus empresas para ‘optimizar contribuciones’, tras la decisión del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de hacer públicas las declaraciones del expresidente. El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes hizo públicas este viernes las declaraciones de impuestos de Donald Trump en sus años como presidente […]

today12/30/2022 6


AD
AD
0%