Highlights

Este es el motivo por el que más de 1.5 millones de personas fueron eliminadas del Medicaid en los últimos dos meses

today06/20/2023 36

Background
share close

Si bien la ley federal requiere la revisión de la elegibilidad de los beneficiarios de Medicaid, el gobierno del presidente Joe Biden no está muy contento con la manera con la que algunos estados están cumpliendo con la tarea.

Más de 1 millón de personas han sido retiradas de Medicaid en los últimos dos meses, después de que algunos estados rápidamente tomaron medidas para detener la cobertura de atención médica después del final de la pandemia de coronavirus.

La mayoría de ellas fue descartada por no haber completado el papeleo. Se estima que ceca de 15 millones de personas podrían perder el amparo del Medicaid.

Aunque el gobierno federal requiere la revisión de elegibilidad, el gobierno del presidente Joe Biden no está muy contento con la manera con la que algunos estados están cumpliendo con la tarea.

La revaluación estatal de elegibilidad para Medicaid es una experiencia frustrante

“Presionar las cosas y apresurarlas hará que las personas elegibles (niños y familias) pierdan la cobertura por un período de tiempo”, dijo recientemente a los periodistas Daniel Tsai, un alto funcionario federal de Medicaid.

Alrededor de 1.5 millones de personas ya han sido retiradas de Medicaid en más de dos docenas de estados que comenzaron el proceso en abril o mayo, según informes disponibles públicamente y datos obtenidos por The Associated Press.

Florida solamente ha dejado caer a varios cientos de miles de personas, por mucho la mayor cantidad entre los todos estados. La tasa de abandono también ha sido particularmente alta en otros estados. Para las personas cuyos casos se decidieron en mayo, alrededor de la mitad o más se abandonaron en Arkansas, Idaho, Kansas, Nevada, New Hampshire, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Virginia Occidental.

Según su propio recuento, Arkansas ha eliminado a más de 140,000 personas de Medicaid.

Las revaluaciones de elegibilidad han creado dolores de cabeza para Jennifer Mojica, de 28 años, a quien en abril le dijeron que ya no calificaba para Medicaid porque Arkansas había determinado incorrectamente que sus ingresos estaban por encima del límite.

La revaluación estatal de elegibilidad para Medicaid es una experiencia frustrante

“Presionar las cosas y apresurarlas hará que las personas elegibles (niños y familias) pierdan la cobertura por un período de tiempo”, dijo recientemente a los periodistas Daniel Tsai, un alto funcionario federal de Medicaid.

Alrededor de 1.5 millones de personas ya han sido retiradas de Medicaid en más de dos docenas de estados que comenzaron el proceso en abril o mayo, según informes disponibles públicamente y datos obtenidos por The Associated Press.

Florida solamente ha dejado caer a varios cientos de miles de personas, por mucho la mayor cantidad entre los todos estados. La tasa de abandono también ha sido particularmente alta en otros estados. Para las personas cuyos casos se decidieron en mayo, alrededor de la mitad o más se abandonaron en Arkansas, Idaho, Kansas, Nevada, New Hampshire, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Virginia Occidental.

Según su propio recuento, Arkansas ha eliminado a más de 140,000 personas de Medicaid.

Las revaluaciones de elegibilidad han creado dolores de cabeza para Jennifer Mojica, de 28 años, a quien en abril le dijeron que ya no calificaba para Medicaid porque Arkansas había determinado incorrectamente que sus ingresos estaban por encima del límite.

Lo resolvió, pero luego le dijeron que a su hijo de 5 años se le daría de baja de Medicaid porque ella había solicitado su cancelación, algo que ella nunca hizo, dijo. Se restableció la cobertura de su hijo, pero ahora Mojica dice que le dijeron que su esposo ya no califica.

“La incertidumbre ha sido frustrante”, dijo Mojica, quien agregó que la experiencia “fue como arreglar una cosa y luego surgió otro problema, y lo arreglaron y luego surgió algo más”.

Los funcionarios de Arkansas dijeron que han tratado de renovar la cobertura automáticamente para la mayor cantidad de personas posible y pusieron un énfasis especial en llegar a las familias con niños.

Sin embargo, una ley estatal de 2021 requiere que las revaluaciones de elegibilidad posteriores a la pandemia se completen en seis meses, y el estado continuará “dando de baja rápidamente a las personas que ya no son elegibles”, dijo el Departamento de Servicios Humanos en un comunicado.

La gobernadora de Arkansas, Sarah Huckabee Sanders, rechazó las críticas al proceso del estado.

“Aquellos que no califican para Medicaid están tomando recursos de quienes los necesitan”, dijo Sanders en Twitter el mes pasado. “Pero la pandemia ha terminado, y estamos liderando el camino de regreso a la normalidad”.

Muchas personas más podrían ser eliminadas de Medicaid

Más de 93 millones de personas en todo el país estaban inscritas en Medicaid según datos de febrero, los más recientes disponibles, casi un tercio más que el total previo a la pandemia en enero de 2020. Las listas aumentaron porque la ley federal prohibe a los estados sacar a las personas de Medicaid durante la emergencia sanitaria a cambio de proporcionar a los estados una mayor financiación.

Ahora que se han reanudado las revisiones de elegibilidad, los estados han comenzado a analizar una acumulación de casos para determinar si los ingresos o las circunstancias de vida de las personas han cambiado. Los estados tienen un año para completar el proceso. Pero rastrear las respuestas de todos ha resultado difícil, porque algunas personas se mudaron, cambiaron la información de contacto o ignoraron los correos sobre el proceso de renovación.

Antes de dar de baja a las personas de Medicaid, el Departamento de Niños y Familias de Florida dijo que hace entre cinco y 13 intentos de contacto, incluidos mensajes de texto, correos electrónicos y llamadas telefónicas. Sin embargo, el departamento dijo que 152,600 personas no han respondido.

Su cobertura podría restaurarse retroactivamente, si las personas envían información que demuestre su elegibilidad hasta 90 días después de la fecha límite.

A diferencia de algunos estados, Idaho continuó evaluando la elegibilidad de Medicaid de las personas durante la pandemia, aunque no eliminó a nadie. Cuando terminó el congelamiento de inscripciones en abril, Idaho comenzó a procesar esos casos, eliminando a casi 67,000 de las 92,000 personas cuyos casos se han decidido hasta ahora.

“Creo que todavía hay mucha confusión entre las familias sobre lo que está sucediendo”, dijo Hillarie Hagen, asociada de políticas de salud en la organización sin fines de lucro Idaho Voices for Children.

Agregó: “Es probable que veamos personas que se presentan en el consultorio de un médico en los próximos meses sin saber que han perdido Medicaid”.

Los defensores temen que muchos hogares que pierdan la cobertura puedan incluir niños que todavía son elegibles, porque Medicaid cubre a niños con niveles de ingresos más altos que sus padres o tutores. Un informe del año pasado del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU pronosticó que los niños se verían afectados de manera desproporcionada, y que más de la mitad de los que fueron desafiliados todavía son elegibles.

Sin embargo, eso es difícil de confirmar porque la agencia federal Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS por sus siglas en inglés) no requiere que los estados informen un desglose demográfico de las personas que fueron dadas de baja. De hecho, CMS aún no ha publicado ningún dato estado por estado. AP obtuvo datos directamente de los estados y de otros grupos que los han estado recopilando.

Los receptores de Medicaid dicen que el sistema fue diseñado para fallarle a la gente

Julie Talamo, de Port Richey, Florida, dijo que llamó a los funcionarios estatales todos los días durante semanas, pasando horas en espera, cuando intentaba asegurarse de que su hijo de 19 años, Thomas, con necesidades especiales, siguiera recibiendo Medicaid.

Sabía que su propia cobertura terminaría, pero se sorprendió al escuchar que la cobertura de Thomas se reduciría a un programa diferente que podría obligar a su familia a pagar $2,000 por mes. Eventualmente, un activista puso a Talamo en contacto con un alto funcionario estatal de atención médica que confirmó que su hijo seguiría recibiendo Medicaid.

“Este sistema fue diseñado para fallarle a la gente”, dijo Talamo sobre el proceso desordenado.

Algunos estados no han podido completar todas las determinaciones de elegibilidad que vencen cada mes. Pennsylvania reportó más de 100,000 casos incompletos tanto en abril como en mayo. Decenas de miles de casos también quedaron incompletos en abril o mayo en Arizona, Arkansas, Indiana, Iowa, Nuevo México y Ohio.

“Si los estados ya están atrasados en el procesamiento de las renovaciones, eso aumentará con el tiempo”, dijo Tricia Brooks, profesora de investigación del Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown. “ Una vez que reciban montones de datos que no han sido procesados, no veo cómo se pondrán al día fácilmente”.

Entre los que aún penden de un hilo está Gary Rush, de 67 años, quien dijo que en abril le notificaron que perdería la cobertura de Medicaid. El residente de Pittsburgh dijo que le dijeron que sus cuentas de jubilación lo hacen inelegible, aunque dijo que no saca dinero de ellas. Rush apeló con la ayuda de un grupo de defensa y, en una audiencia la semana pasada, se le dijo que tenía hasta julio para deshacerse de unos $60,000 en ahorros.

Aún así, Rush dijo que no sabe qué hará si pierde la cobertura de sus medicamentos para la diabetes, que cuestan alrededor de $700 al mes. Rush dijo que recibe $1,100 al mes del Seguro Social.

En Indiana, Samantha Richards, de 35 años, dijo que ha estado en Medicaid toda su vida y actualmente tiene dos trabajos de medio tiempo como conserje. Richards recordó haber recibido una carta a principios de este año que indicaba que la protección de Medicaid de la era de la pandemia estaba terminando. Ella dijo que un grupo de defensa local la ayudó a navegar el proceso de renovación. Pero sigue inquieta.

“ Medicaid puede ser un poco impredecible”, dijo Richards. “Todavía existe la preocupación de que, de la nada, recibiré una carta que dice que tenemos que volver a presentar una solicitud porque no cumplimos con algunos trámites, o que me perdí una fecha límite, o que me presentaré en el consultorio del médico o en la farmacia y me dirán: ‘Su seguro no pasó’”.

Fuente : Univision.com

 

Written by: Editor

Rate it

0%