¿Por qué Nueva York es el epicentro del brote de coronavirus en Estados Unidos?

Noticias Populares

2020 OC Air Show este fin de semana: lo que necesita saber

OCEAN CITY, Maryland.- Los Thunderbirds de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos encabezarán el OC...

Trump anuncia que Israel y los Emiratos Árabes Unidos han establecido una «normalización total de las relaciones»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves que Israel y los Emiratos...

El senador Tom Carper visita el centro médico de Georgetown

GEORGETOWN, Delaware - El senador de Delaware, Tom Carper, visitó el miércoles el Centro de Salud...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace
Facebook Application ID is empty

¿Por qué Nueva York es el epicentro del brote de coronavirus en Estados Unidos?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Había más de 74.000 casos de coronavirus en Estados Unidos hasta el jueves al mediodía. Aproximadamente la mitad en Nueva York, casi 10 veces más que en cualquier otro estado.

¿Por qué el brote ha afectado a Nueva York con mayor fuerza que en otros lugares del país?

Expertos en salud dicen que las respuestas se encuentran en gran medida en el área metropolitana de Nueva York — principalmente su densidad y población– pero también son una advertencia para otros estados que piensan que pueden salvarse.

Nueva York es el epicentro por ahora, pero el covid-19 no se detendrá allí.

“La noción de que todo está escrito sobre cómo se desarrollará en el país es peligroso”, dijo el Dr. Kent Sepkowitz, analista médico de CNN y profesor de Medicina y Enfermedades Infecciosas en el Colegio Médico Weill Cornell en la ciudad de Nueva York. “Estamos viendo a Nueva Orleans subiendo ahora, Detroit. (En) las próximas semanas, muchas ciudades tendrán una historia similar a la de Nueva York”.

Alta densidad y tamaño

La primera y más obvia explicación de la gravedad del brote en el área es que Nueva York es la ciudad más grande y densamente poblada de Estados Unidos, y el coronavirus tiende a extenderse en lugares densos.

“Esa cercanía espacial nos hace vulnerables”, dijo el miércoles el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

La ciudad de Nueva York tenía un promedio de poco más de 27.000 personas por milla cuadrada, según el Censo de 2010. Eso es más del doble de la densidad de Chicago y Filadelfia y más del triple de la densidad de Los Ángeles.

En todo momento del día, los neoyorquinos se apiñan en el metro, chocan entre sí en las aceras y se golpean las rodillas en bares y restaurantes, todo lo cual es potencialmente contagioso. Viven en edificios de apartamentos abarrotados, subiendo escaleras o en ascensores junto a los vecinos. El sistema de tránsito conecta a las personas en los cinco condados, por lo que la mayoría no posee automóviles que de otra manera podrían mantenerlas separadas.

“Estamos acostumbrados a las multitudes”, dijo el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio. “Estamos acostumbrados a las filas. Estamos acostumbrados a estar juntos”.

Con más de 8 millones de personas, la ciudad de Nueva York es también la más grande del país. Entonces, el alto número de casos de coronavirus allí también es un reflejo de su tamaño. El estado probablemente liderará al país en casos de coronavirus incluso si su tasa de infección por persona no es la más alta, dijo Sepkowitz.

Alta tasa de pruebas

Otra razón por la cual Nueva York tiene tantos casos confirmados de coronavirus es porque los está buscando.

Estados Unidos se ha quedado atrás de otros países en la identificación de casos sospechosos, y personas en todo el país le han dicho a CNN que no han podido hacerse la prueba.

Nueva York, sin embargo, ha hecho un gran esfuerzo para acelerar las pruebas en hospitales, laboratorios y centros de tránsito establecidos específicamente en las áreas más densas. Con la aprobación de la FDA, el estado de Nueva York autorizó a 28 laboratorios públicos y privados a comenzar a analizar el coronavirus el 13 de marzo, siendo el primer estado en hacerlo.

Cuomo dijo que más de 100.000 personas han sido analizadas para detectar coronavirus en Nueva York. EL alcalde dijo el jueves que alrededor del 25% de todas las pruebas en todo el país han sido realizadas por el estado de Nueva York.

“Estamos buscando cosas positivas”, dijo Cuomo. “Estamos buscando aspectos positivos para poder aislarlos y reducir la propagación”.

Las pruebas generalizadas pueden hacer que los números se vean mal, claro, pero los funcionarios de salud dicen que es vital para frenar la propagación del virus. Mientras más pruebas, más puedes aislar a las personas que tienen el virus y así evitar que se propague.

Aún así, las pruebas son solo una parte de la explicación de los grandes totales, según el Dr. Arthur Caplan, analista médico de CNN y jefe de la División de Ética Médica de la Facultad de Medicina de NYU.

“Creo que es cierto que tenemos un brote peor aquí solo por las admisiones a las unidades de cuidados intensivos a medida que comienzan a crecer. No se trata solo de pruebas”, dijo.

Respuesta temprana lenta

Cuomo ha recibido excelentes críticas por sus conferencias de prensa diarias durante la crisis. Pero tanto él como De Blasio tardaron en cerrar las escuelas y suspender los eventos y las reuniones sociales en los primeros días del brote.

“El distanciamiento social no va a detener la transmisión, pero lo hace más lento y eso hace que sea más fácil tratar a las personas”, explicó Caplan. “El conocido ‘aplana la curva’. Creo que fueron demasiado lentos. Creo que todo el país fue demasiado lento”.

El estado de Nueva York tuvo su primer caso de propagación comunitaria, lo que significa que su origen era desconocido, el 2 de marzo en Nueva Rochelle, un suburbio de la ciudad de Nueva York. Para el 11 de marzo, había 216 casos confirmados en el estado, y ese número aumentó a 613 para el 14 de marzo.

Cuomo y de Blasio limitaron las reuniones de más de 500 personas el 12 de marzo, pero se resistieron a interrumpir la vida en exceso.

“Vamos a presentar rápidamente una guía sobre la necesidad de reducir las multitudes y el público sin dejar de tener una cierta cantidad de actividad”, dijo de Blasio en ese momento.

Como los casos de coronavirus continuaron aumentando exponencialmente, esa actividad ya no se volvió sostenible. Nueva York ordenó el cierre de todas las escuelas antes del 18 de marzo, cuando ya tenía 2.300 casos. Cuomo ordenó a los trabajadores no esenciales que se quedaran en casa a partir del 22 de marzo, cuando hubo más de 15.000 casos.

En contraste, California también tuvo un brote temprano pero tomó medidas más agresivas para limitar la vida social. El 16 de marzo, los líderes del área de la Bahía de San Francisco instituyeron una orden de refugio en el hogar para que las personas se quedaran en sus casas cuando había 500 casos en todo el estado. El gobernador Gavin Newsom emitió una orden estatal de permanecer en casa el 19 de marzo, cuando el estado tenía 900 casos positivos.

Debido a que el virus se propaga exponencialmente, un retraso de incluso unos pocos días puede conducir a grandes diferencias.

“Es importante aislar y ejercer una distancia temprana porque eso dificulta que el virus salte de persona a persona rápidamente”, dijo Caplan. “Cuando se propaga más lentamente, entonces hay suficientes camas en los hospitales, unidades cuidados intensivos y ventiladores para atender a los enfermos”.

Destino turístico principal

¡La gran manzana! ¡La ciudad que nunca duerme! ¡Jungla de concreto donde se realizan los sueños!

La ciudad de Nueva York es un sitio turístico de renombre mundial y el destino más visitado en Estados Unidos. Como tal, Cuomo dijo que personas contagiadas de países que tuvieron brotes de coronavirus más temprano viajaron a la ciudad y propagaron el virus.

“Tenemos viajeros internacionales que estuvieron en China y en Italia y en Corea y que vinieron aquí”, dijo Cuomo el miércoles. “Y no tengo dudas de que el virus estuvo aquí mucho antes de lo que sabemos. Y no tengo dudas de que el virus estuvo aquí mucho antes que en cualquier otro estado. Porque esas personas vienen aquí primero”.

El presidente Donald Trump implementó una serie de restricciones de viaje para tratar de detener esa propagación. El 2 de febrero, Estados Unidos implementó estrictas restricciones de viaje para aquellos que habían estado recientemente en China. Y el 11 de marzo, Trump dijo que suspendía los viajes de dos docenas de países europeos, incluida Italia.

Aún así, esas medidas llegaron demasiado tarde para evitar que el virus alcanzara a Nueva York debido a su gran turismo, dijo Caplan.

La gran cantidad de viajes a Nueva York “hizo que el virus llegara antes”, dijo. “Comenzó aquí más rápido”.

El primero pero no el último

Por todas esas razones, la ciudad de Nueva York siempre estuvo destinada a ser un centro de casos de rápida difusión. Pero está lejos de ser el último.

“Llegamos temprano. Veremos oleadas en otros lugares”, dijo Caplan.

“Es como una roca arrojada a un estanque y que genera ondas”, agregó. “Se dirige a las ciudades, luego a los suburbios, luego a las zonas rurales debido a la densidad de población”.

Cuomo ha advertido que Nueva York es el “canario en la mina de carbón” para el país.

“Es más alto en Nueva York porque comenzó aquí primero, porque tenemos viajeros globales que vienen aquí primero, porque tenemos más densidad que la mayoría de los lugares, pero lo verán en ciudades de todo el país. Y lo verán en los suburbios y condados de todo el país”, dijo. “Somos solo un caso de prueba”.

FUENTE: CNN.com