¿Poseen las llamas un arma secreta para luchar contra el coronavirus?

Noticias Populares

Trump critica a Biden por su presunta agenda 'Made in China' pero sus impuestos revelan que tiene una cuenta bancaria en ese país

Las recientes investigaciones sobre los negocios e impuestos del presidente revelaron que Trump...

Más trabajadores hispanos afectados por covid-19 en plantas de alimentos y agricultura, encuentra estudio de los CDC

Más trabajadores hispanos se vieron afectados por la pandemia de coronavirus en plantas de...

Jueza bloquea una regla del gobierno de Trump que pretendía recortar los cupones de alimentos a casi 700,000 desempleados

La jueza de distrito de Washington D.C., Beryl Howell, criticó en un voluminoso fallo el "silencio glaciar"...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace
Facebook Application ID is empty

¿Poseen las llamas un arma secreta para luchar contra el coronavirus?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Un estudio publicado en la revista científica Cell que sugiere que las llamas podrían contribuir en la lucha contra el covid-19.

El doctor Elmer Huerta desglosa la información presentada por investigadores de la Universidad de Texas en Austin, quienes inyectaron a estos animales partes inactivas del virus causante del SARS y del MERS y descubrieron que produjeron nanoanticuerpos capaces de neutralizar la enfermedad.

Hola, soy el Dr. Elmer Huerta y esta es su diaria dosis de información sobre el nuevo coronavirus, información que esperamos sea de utilidad para cuidar su salud y la de su familia.

Hoy veremos cómo las llamas pueden contribuir en la lucha contra el nuevo coronavirus.

La semana pasada, una publicación científica en la revista Cell, comunicó que las llamas podrían guardar el secreto del combate contra el nuevo coronavirus.

Sin duda, la noticia dio la vuelta al mundo, por lo que hoy veremos en qué consiste esa característica tan especial de esos camélidos andinos.

Para entender la contribución de las llamas y sus parientes camélidos a la lucha contra el covid-19, recordemos qué es y cómo funciona el sistema de defensa del cuerpo.

El sistema de defensa del ser humano está formado esencialmente por dos elementos, células inteligentes llamadas linfocitos ––que es uno de los tipos de glóbulos blancos–– y las sustancias o productos que forman estas células, unas proteínas gigantescas llamadas anticuerpos o inmunoglobulinas. Células y anticuerpos, esos son los dos componentes de nuestro sistema de defensa.

El funcionamiento del sistema de defensa es muy interesante y puede compararse a las guerras modernas, las cuales basan su fuerza en inteligencia y armas teledirigidas a distancia.

Imaginemos que un virus entra al cuerpo. Pongamos que sea uno de los tantos virus del resfrío que le dan la vuelta al mundo.

Al llegar a la nariz ––lugar por donde entran los virus respiratorios–– ese virus del resfrío es inmediatamente interceptado y reconocido por un tipo de linfocitos inteligentes, que tienen un archivo de todos los tipos de virus y bacterias con los que el individuo ha entrado en contacto alguna vez en su vida.

Si el virus del resfrío que acaba de entrar al cuerpo, ya había atacado antes, el linfocito inteligente lo reconoce, y se transforma en una célula que empieza a producir una enorme cantidad de anticuerpos hechos a medida para destruirlo.

Ahora imaginemos que el virus que ataca, es desconocido, ––como el nuevo coronavirus que esta causando la pandemia–– y los linfocitos no lo reconocen.

Al no reconocerlo, no pueden producir anticuerpos y por lo tanto no hay defensas, y entonces, el virus, en este caso, el SARSCoV-2, causa la enfermedad covid-19 que estamos viendo en todo el mundo.

Ahora sí, para entender la contribución de los anticuerpos de las llamas y otros camélidos, tenemos que entrar un poco en el detalle de cómo funciona un anticuerpo.

La molécula de un anticuerpo tiene la forma de una Y griega, en la que la parte del tronco digamos recibe instrucciones de los glóbulos blancos y los dos extremos de la Y griega se pegan a los virus o bacterias de un modo muy selectivo y especifico, como el de una llave a una cerradura.

Además de producir anticuerpos regulares, las llamas tienen la particularidad de producir solo los extremos de la Y griega de los anticuerpos, es decir fabrican la punta de la llave, sin la parte que usamos para sostenerla con los dedos.

Al tener abundancia de ese tipo especial de anticuerpo, que por su menor tamaño se ha denominado un nanoanticuerpo (nano significa muy pequeño), los investigadores pueden estimular a las llamas y otros camélidos a producir enormes cantidades de nanoanticuerpos dirigidos contra determinado tipo de virus o bacteria.

En el caso del nuevo coronavirus y el artículo de la revista Cell que comentamos, investigadores de la Universidad de Texas en Austin, inyectaron a las llamas con porciones de virus inactivos causantes del SARS y del MERS, que como recordamos, son las dos enfermedades que precedieron a este covid-19 y que también son causadas por coronavirus.

Lo que descubrieron es que en respuesta a esas inyecciones, las llamas produjeron nanoanticuerpos específicos contra los virus del SARS y MERS, pero que -y esto es lo importante de la investigación- esos nanoanticuerpos fueron capaces de neutralizar también a partículas del SARSCov-2, causante del covid-19 inyectadas a las llamas.

En otras palabras, los nanoanticuerpos producidos por la llama, podrían ser fabricados a gran escala y ser usados, ya sea de manera preventiva o terapéutica en el manejo del covid-19.

FUENTE: CNN.com