Republicanos y demócratas fracasan en su intento de aprobar la extensión del pago de $600 por desempleo

Noticias Populares

2020 OC Air Show este fin de semana: lo que necesita saber

OCEAN CITY, Maryland.- Los Thunderbirds de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos encabezarán el OC...

Trump anuncia que Israel y los Emiratos Árabes Unidos han establecido una «normalización total de las relaciones»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves que Israel y los Emiratos...

El senador Tom Carper visita el centro médico de Georgetown

GEORGETOWN, Delaware - El senador de Delaware, Tom Carper, visitó el miércoles el Centro de Salud...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace
Facebook Application ID is empty

Republicanos y demócratas fracasan en su intento de aprobar la extensión del pago de $600 por desempleo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por un lado, los republicanos propusieron recortar el beneficio adicional del subsidio por desempleo a $200 semanales. Por el otro, los demócratas presionaron con su paquete por $3 billones que contempla seguir entregando los $600 hasta inicios del próximo año. Sigue aquí lo último sobre la pandemia.

Los republicanos y demócratas quedaron sumidos este jueves en un impasse en la extensión del subsidio adicional por desempleo, que vence formalmente este viernes mientras cerca de 30 millones de personas aún necesitan esta ayuda tras haber perdido sus trabajos en medio de la pandemia.

Ambos lados intentaron pasar sin éxito sus respectivas propuestas. Los republicanos plantearon recortar durante un tiempo a $200 semanales los $600 que se habían estado sumando al subsidio regular de cada estado, pero ello fue bloqueado por los demócratas, reportó el diario The New York Times.

"Queremos ayudar a los trabajadores, pero queremos evitar una situación en la que prolonguemos el desempleo", dijo el senador por Wisconsin Ron Johnson al presentar la propuesta, según fue citado por el medio The Hill.

El plan republicano buscaba recortar a $200 el subsidio adicional por desempleo durante agosto y septiembre, mientras los estados pueden poner a funcionar un esquema bajo el cual las personas recibirían el equivalente al 70% de su ingreso previo.

A pesar de que instaurar ese esquema puede resultar difícil, los republicanos afirman que es necesario porque los actuales subsidios desalientan el que algunas personas busquen un nuevo trabajo. Esto porque en algunos casos los beneficios del desempleo superan sus salarios anteriores.

El plan demócrata también es bloqueado

Los demócratas, por su parte, presionaron infructuosamente este jueves con el paquete de ayudas por $3 billones aprobado en mayo en la Cámara de Representantes y que extiende el monto total de $600 hasta inicios del próximo año.

"Las personas se afectarán con ese gran recorte (...) Muchos estados no podrán implementar este nuevo plan por semanas o incluso meses", dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, también citado por The Hill.

Recientemente, la Asociación Nacional de Agencias Estatales (NASWA por su sigla en inglés) advirtió que la propuesta para un nuevo beneficio adicional por desempleo puede demorar semanas en poder ser implementada, de acuerdo a un memorándum obtenido por la Radio Pública Nacional (NPR).

"Cualquier cambio al FPUC usando un cálculo basado en los récords de los salarios individuales necesariamente requerirá tiempo adicional para su programación. Anticipamos variaciones amplias en los cronogramas de implementación de los estados, de entre cuatro o doce semanas o más", lee el memo.

Es poco probable que, en este punto, las negociaciones bipartidistas lleguen a un consenso sobre un plan más amplio que incluya el asunto del subsidio por desempleo, el envío de un segundo cheque y más fondos para las escuelas y la realización de pruebas, entre otras partidas.

Una "línea de vida"

Recibir este dinero adicional cada semana suponía para algunos el no perder el techo que habitaban o no tener que escoger entre comprar alimentos o pagar la electricidad, evidenciaron testimonios presentados por una experta del National Employment Law Project (NELP) en una audiencia en el Congreso.

"Como madre soltera de dos niños, agradezco el hecho de que haber perdido mi trabajo como resultado del covid-19 no ha puesto en riesgo el techo de mis hijos o el ponerles comida sobre la mesa. Sin esa ayuda no podría pagar mi renta. Me vería obligada a escoger entre comprar comida o pagar la electricidad", dijo según el testimonio presentado por Michele Evermore del NELP.

Los $600 también han tenido un efecto dominó en la economía al alentar el consumo, mostró un análisis conjunto de economistas de la Universidad de Chicago con los del Instituto JPMorgan Chase. 

Ellos explican que el gasto de las personas que perdieron sus trabajos aumentó un 10% frente a los niveles previos a la pandemia cuando comenzaron a recibir el subsidio por desempleo. "Eliminar el complemento de $600 puede resultar en grandes recortes de gasto y, por ende, en efectos potencialmente negativos en la actividad macroeconómica", dijeron los expertos.

A nivel nacional, las personas con bajos salarios reciben cada semana $231 del subsidio por desempleo. Ese monto se había elevado a $831 al sumársele los $600 aprobados en el CARES Act.

Ahora, al haberse acabado ese beneficio adicional, volverán al nivel de $231 cada semana, lo que representa la mitad de los $445 que en promedio ganaban en sus trabajos, de acuerdo a cálculos de los economistas de la Universidad de Chicago.

Fuente: Univision.com